Una conversación en vivo y en directo con Urko Carmona, el escalador de una sola pierna

Categoría:

Hace unos meses subimos un video de un escalador encadenando Coliseum, 8a en Rodellar. ¿Qué era lo significativo de esto? Que el escalador, Urko Carmona, sólo tiene una pierna; la derecha le fue amputada cuando era adolescente. Tuvimos la oportunidad de encontrarnos con él y conversar sobre su vida como escalador, sus motivaciones y lo complejo que puede ser a veces querer vivir de la escalada.

Nombre completo: Urko Carmona Barandiaran
Edad:
31
Años escalando:
Desde los 14 años
Máximo grado encadenado:
8a. En palabras de Urko, “8a para bípedos, para mi, no se sabe, la gente me ha visto escalando un 7c y me han dicho que estoy haciendo un paso de 8c… no sé, es muy difícil comparar y graduar.”

¿Cómo fueron tus inicios en este deporte? En estos 17 años escalando, ¿siempre has sido constante?

Bueno, no, el accidente lo tuve a los 16 años y empecé a escalar a los 14. Al comienzo hacía muchas vías largas, metiendo cacharros de artificial y también deportiva los fines de semana para entrenar un poquito.

¿Cómo fue el accidente?

Yo iba en moto y un camión no me vió. En esos tiempos estaba trabajando fumigando campos,  nos quedamos sin gasolina y me ofrecí a ir a buscar más. No tenía seguro, no llevaba casco… pero tuve suerte, pude haber muerto tranquilamente; me golpeé y me hundí medio cráneo. Milagrosamente no tuve ninguna lesión de cabeza. Bueno, lo único claro, es que perdí la pierna.

¿Cómo fue emocionalmente para ti?

Bueno, fue una cosa que pasó rápidamente, a los dos meses ya estaba asumido. Estuve viviendo en la India muchos años de pequeño y ahí aprendí un poco que lo que tienes o te pasa, lo tienes que asumir. Me crié allí. Estuve cuatro años con mis padres y después volvimos a España, donde estuve viviendo entre Madrid y Guadalajara. Si bien nací en Barcelona, nunca he vivido en mi ciudad natal. En estos últimos años de mi vida he estado trabajando los inviernos en una estación de ski, en mantenimiento (electricista, reparaciones, mecánico, etc) y el resto del año escalando.

¿Mientras trabajas puedes escalar?

Poco, un día a la semana porque sólo tenemos un día libre. Quise cambiar de contrato para trabajar sólo fines de semana pero no se pudo así que me tomé este año sabático.

¿Cómo fue el regreso a escalar después del accidente?

Después del accidente comencé la rehabilitación. Recibí una prótesis y vi que era posible escalar. Salía con mi padre, pero después me costó porque no encontraba gente con quien trepar. Ya a los 18, cuando tenía el carné del coche (licencia de conducir) decidí moverme un poco más y empecé a encontrar gente. Fue un poco lento al principio pues no tenía compañeros y me dedicaba a otras cosas también, no escalaba tanto. Probé otras actividades, como andar en bicicleta…pero me dije: “tengo que probar la escalada”. Escalaba con la prótesis y después estuve por bastantes años con mis compañeros de Monóvar escalando muchas vías largas, así con prótesis, muletas, mochila…

¿No es más difícil con prótesis?

Depende, si es una vía larga y es un grado más bajo, pues te viene bien. No subes tan cómodo porque la prótesis te molesta bastante pero bueno… A los años hicimos un rocódromo ahí en el pueblo, junto a los amigos y pensé “aquí no puedo meterme con la prótesis pues si me caigo me voy a hacer mucho daño” y me dije “fuera”. Ahí empecé a escalar sin prótesis y me decían “Ostia, como te mueves, tienes que probar desplomes” y en seguida fui a una escuela de escalar desplomes y empecé a encadenar 7b, 7a+. Seguí escalando vías largas, me gustaba, y después poco a poco me fui fanatizando por el grado.

¿Siempre moviéndote por España?

Si, básicamente por España, claro, es que tiene mucha roca… a Grecia, Kalymnos, hace seis años que empecé a ir, me gusta mucho. Este año pasado pude conocer algo de Francia. He escalado donde he podido, con el presupuesto que tengo, porque claro, ayuda del Estado no se ve, a mi no me pagan nada…

¿Recibes apoyo de algún club o federación?

No, nada. Ahora mismo estoy en el equipo de Para-escalada[1] y la federación española te apoya cero, sólo te pagan los viajes -ahora iremos a Paris, al campeonato del mundo- y ya está. Es lo que a ellos les interesa, ¿entiendes? Es puro interés…

Quien me enseñó a escalar (que lo quiero mucho, es mi segundo padre), después del accidente, estaba con toda la gente de la federación y les dijo “mira, aquí tenemos al ´indio’ (me llaman el indio ugracena) y está encadenando 7b con una sola pierna, ¿qué podemos hacer con él?” y bueno, nadie dijo ni una sola palabra… me presentó a toda la gente y nadie quería saber nada de mi.

He aprendido que “lo que hay es lo que hay”, a afrontarlo y tirar para adelante, para qué darle vuelta a las cosas, “a palos se aprende”. Y yo creo que he aprendido bastante. Bueno y tampoco me sorprende tanto… yo siempre escalo, me conoce muchísima gente, me conocéis hasta en Chile (y eso que aún no he estado ahí, espero ir alguna vez…) y en cuanto a los patrocinadores, yo he mandado mails a muchos, pero pareciera que a nadie le interesa.

Soy campeón del mundo[2], primero en el ranking mundial, llevo ya dos años y a nadie le ha interesado absolutamente nada de mi trabajo. Cuando hicimos el video del 8a[3], se lo presenté a quienes me entregan zapatillas de escalada, les dije que simplemente tuvieran un detalle con Cristián, que fue quien grabó e hizo el esfuerzo, ya que se dedica a eso. Por lo mismo, mínimo compensarle de alguna manera, unos gatos (zapatillas de escalada) o algo de dinero, lo que sea… No quisieron saber nada. Por esto, si ves el video de Coliseum, no sale nada de esa marca. No les interesa, aún cuando les hago publicidad llevando los gatos, no me voy a matar haciéndoles videos, porque no es un apoyo bueno… me dan lo básico así que yo también: me pongo los gatos y ya.

Es complicado, si hubiese sido francés, habría tenido mucho más apoyo de parte de las instituciones, quizás hubiese sido más fácil conseguir sponsors. Aquí en España somos pioneros en el mundo en la escalada y eso de los apoyos es muy difícil de conseguir. Por eso te digo, ya he aprendido en la vida y no me sorprende. Me han hecho muchas entrevistas en periódicos, pero donde me interesaría llegar, se me hace muy complicado. Tengo mis proyectos y ya los intentaré realizar como pueda y en el futuro se irá viendo. No me merece tanto le pena luchar por eso, prefiero luchar por encadenar un 8a+ que me es más motivante…

8a+ es tu proyecto, ¿alguno en particular?

“Mal de amores” aquí en Rodellar, también “No limits”… tengo un amigo en Madrid que también le falta una pierna y es muy bueno escalando, ha encadenado 7c+ y él me decía “el 8a es una barrera muy grande para nosotros ya”. Y eso es porque la escalada es mucho más técnica y a nosotros nos cuesta demasiado. No nos podemos desenvolver tan bien, a falta de una pierna juegas con una gran desventaja. En la escalada siempre se habla de los tres puntos de apoyo y nosotros vamos con dos y a veces incluso con sólo uno, entones encadenar 8a no es nada fácil con una pierna, evidentemente.

¿Te frustra que te digan eso?

No, para nada, a mi me encanta probar todas las vías, yo sé que perfectamente hay un 6c que es imposible para mi, que no lo voy a poder encadenar porque es de placa y no pasa nada, no es para mi esa vía y me voy a buscar el 8c de al lado y a lo mejor me sale, ¿entiendes? Si no lo pruebo, no lo sé.

¿Qué es lo que menos te cuesta en la escalada?

Las vías desplomadas, evidentemente, es donde mejor me muevo, donde menos te hacen falta los pies… aunque depende de la vía, cuanto más techo yo creo que para mi más ventaja.

¿Qué es lo que más te gusta de la escalada?

La escalada me ayuda, me desconecto. Cuando estás escalando, en un buen día, un buen pegue, consigues centrar tu cuerpo, tu mente, todo en el mismo momento. No estás pensando en lo que tienes que hacer luego, estás viviendo el presente al cien por cien. Y cuando estás viviendo el momento al cien por cien, para mi es cuando te sientes libre. Y eso es lo que realmente me engancha de la escalada y lo que me hace volver a escalar y escalar y escalar.

¿Te gusta competir?

Sí… bueno, tampoco me desagrada, pero la competencia hay que verla como que es muy difícil. Eso lo conversaba con mi amigo que le falta la otra pierna, y somos los dos amputados, pero no es lo mismo que te falte la izquierda que la derecha, ¿entiendes? Cambia todo, las vías que me vienen bien a mí a él le vienen mal…

También compito porque sé que hay que dar a conocer el deporte a otra gente que está en las mismas condiciones que yo o con amputación de mano o ciegos. Lo que más me molesta es el desconocimiento que hay sobre este tema, entonces creo importante acudir a más competencias y darlo a conocer para que el 2020 (si la escalada llega a las olimpiadas), al menos puedan ir algunos escaladores discapacitados. Eso es lo que me motiva realmente de la competición, veo que es un medio de comunicación muy bueno, además de conocer otra gente con discapacidad que escala. En las competiciones que he estado, realmente son un fracaso, porque es muy difícil; graduar una vía es muy difícil. A una persona que le falta una mano no lo puedes poner en un desplome… para los equipadores eso no es obvio. Está muy en pañales la competición. Nadie hace nada por mejorar la situación.

¿Sigues algún entrenamiento?

La roca. Si bien antes podía entrenar más en resina, ahora que puedo permitirme escalar en roca me gusta mucho más que en rocódromo. Mientras siga teniendo la oportunidad de escalar, prefiero la piedra. El rocódromo lo veo un poco como necesidad porque compito, pero como se plantean las competiciones hasta hoy en día, no me merece la pena entrenar tanto en resina para luego ir a una competición y que hagan ahí cualquier “chapuza”.

-Es frustrante eso.

Si a mí también me molesta. Vas a una competición y ves ventajas y desventajas en otras personas: a los ciegos se los toman como tontos, pero son gente muy fuerte, limitados sólo porque no ven… Los ciegos encadenan 6c a vista y eso no se lo imagina nadie. Conocer a muchos escaladores fuertes con discapacidad me motivó, quería montar un pequeño video sobre escalada y discapacidad y fue el proyecto que me planteé para este invierno. Estuve intentando hacerlo sólo hasta que me dijeron “mejor consíguete a una persona que sepa grabar porque tu no te puedes grabar sólo”. Ahí es cuando necesito el soporte y la ayuda de sponsors… y como no es tan buena, me desmotivé y dejé el proyecto en el aire.

A veces no ves salida, es como cuando hablé con la federación porque quería sacar una titulación para hacer clases a discapacitados y me dijeron “tienes que hacer el nivel 1 de montaña y andar no sé cuantos kilómetros al monte”… Lo que quiero es dar clases a discapacitados… no saben qué responderme, cuando les digo que me falta una pierna, hasta ahí llega la conversación.

Para muchos eres una inspiración, transmites un mensaje de motivación y superación súper fuerte, ¿eres consciente de eso?

Bueno, a veces sí, porque me lo dicen muchas veces la gente, pero cuando escalo lo hago porque me gusta. Y cuando estoy con la gente no me siento ni raro ni diferente, soy una persona más.

¿Cómo es un día normal en la vida de Urko?

Un día normal… pues, levantarse, desayunar y nada, pues a buscar algunas vías, a escalar, a hacer la cena y a dormir. Si puedo, son todos los días así. Vivo en una furgoneta hace 2 años, intento aparcar donde sea y estar el máximo tiempo posible ahí. Mi planteamiento es “donde me lleve el río de la vida”, un remazo para aquí, un remazo para allá, esquivo un par de piedras y surcar el río de la vida, y no hay más.

¿Deseas agregar algo?

Sí, inculcar a la gente que escala el tema de la conservación de la naturaleza, de no dejar basura a los pies de los proyectos, cepillar las vías sino se van estropeando, respetar el medio ambiente, cuidar la pachamama igual que ella nos cuida a nosotros. Siempre vemos basura en los sectores: colillas, papeles, es un tema. Viene mucha gente de la ciudad que tiene un proyecto fijo, llegan a darle a la vía y se van dejando basura ahí tirada, lo que siento como un problema gordo. Nosotros que vivimos tan en contacto con la naturaleza, mínimo que la cuidemos. Eso es lo que me gustaría añadir: respetar un poco más la pachamama. Con que lo hagamos unos cuantos, sirve de algo. Así todos ganamos.

Por Stefi

[nggallery id=244]

_________________________________

[1] ParaEscalada o ParaClimbing: escalada practicada por personas con distintas discapacidades como amputaciones de pierna, mano o ceguera. La primera copa mundial de Paraclimbing se realizó el año 2011 en Arco, Italia.

[2] Urko obtuvo el primer lugar en la categoría velocidad del 2011.

[3] Video que subimos hace unos meses: http://chileclimbers.cl/?p=9137

Publicaciones Recomendadas

Publicaciones Recomendadas

Comentarios

comentarios

Publicaciones Populares

Buscar..