Descubre el secreto de las plantas para cicatrizar, limpiar y regenerar tus heridas

Categoría: Consejos

Las heridas en la piel son parte de nuestra vida como escaladores. Nos rompemos los dedos, manos, rodillas, codos, etc. Generando pelones de callos que son dolorosos y nos impiden seguir entrenando y disfrutando de la escalada.

Hoy les quiero compartir el secreto de las plantas que permiten contener el sangrado de una herida abierta, cicatrizar rápidamente las lesiones, y más aún, lograr una cicatriz limpia, firme y que con el tiempo desaparezca.

Hay tres plantas principales para esto y se deben usar en un orden específico, dependiendo del tipo de lesión que tengamos.

El matico, planta conocida por sus propiedades cicatrizantes y antisépticas en heridas grandes es la primera en usar. Se le dice el cicatrizante de guerra. Dado que era usado en las batallas por su rápida efectividad.

El mático se usa cuando la herida está recién hecha, detiene el sangrado y cierra rápido la lesión. Esto ocurre debido a sus principios activos llamados taninos. El modo de uso es moler la hoja cruda y fresca con un mortero, piedras o la boca y aplicar la pasta de las hojas en la herida, dejarla ahí hasta que detenga el sangrado y aplicarla varias veces al día hasta que la herida se seque. Pueden aplicar la pasta sobre la herida y vendarla para que la planta esté en contacto con la lesión. Esta técnica se denomina cataplasma.

Por otro lado tenemos el llantén. Conocido por sus propiedades cicatrizantes y antisépticas, pero también usado para regular y mejorar los trastornos inflamatorios, digestivos y respiratorios, como la acidez, úlceras estomacales, la diarrea, el asma y la bronquitis.

El llantén usa cuando la herida está más seca y ya no sangra. Permite una regeneración más fina, disminuyendo la costra y permitiendo una cicatriz más pequeña. El modo de empleo es igual a la anterior, machacada cruda, como cataplasma.

La rosa mosqueta es la última planta que debes usar. Ponla sobre las cicatrices ya cerradas, la mejor forma de usarla es a modo de aceite. Esta se puede adquirir en tiendas de cosmética o farmacias naturistas. Aplica el aceite en la cicatriz suavemente y masajéala con los dedos dos veces al día, por el tiempo que sea necesario o hasta que desaparezca la cicatriz.

Todas estas plantas también las podemos usar de modo interno, ya sea tomándolas en infusiones o agregándolas a comidas o ensaladas. Así también aportaremos al cuerpo principios activos para regenerarnos y curarnos por dentro.

Publicaciones Recomendadas

Publicaciones Recomendadas

Comentarios

comentarios

Publicaciones Populares

0

Buscar..