Recomendaciones para equipar en roca: los principios de un buen equipador

Categoría: Consejos, Escalada, Noticias

Con tanto mona y mono con taladro en mano en un país con un potencial tremendo para escalar, con nuevas generaciones superpoderosas, pero también con falta de regulaciones legales en torno al deporte de montaña y un acceso temiblemente fácil a la adquisición de productos de escalada, decidimos proponer una serie de principios de lo que sería un buen equipador.

 

El toque revolucionario de esta nota, no son los principios, estos ya han sido descritos en distintos países, por distintas organizaciones, en distintos documentos que pueden ser encontrados en la web de forma más extensa; el toque está en las monas equipadoras que accedieron a contestar mis preguntas, porque hay varias mujeres que equipan, que tienen experiencia, que están super presentes en la comunidad escaladora y puede ayudar a sacarse mitos de género a mas de alguno o alguna.

 

A modo de “paréntesis”, pensé en hacerlo usando lenguaje “inclusivo” (Si lo escribo no es inclusivo para una persona ciega, pero bueno, así con los conceptos modernos), pero no puedo, me haría una pésima escritora, así que use todo mi esfuerzo por ser lo más pluralista posible.

 

¡Hey! No se vaya todavía, no es excluyente al género masculino, es más: siéntase señor y señora equipador, abierto a dar su opinión si cree que hay que agregar, modificar, cambiar, y quizás hasta definir un documento más formal que nos sirva para desarrollar una escalada más consciente con al ambiente natural y social en donde se desarrolla.

 

¿Qué puntos o áreas consideramos para construir los principios? En primer lugar: la preservación del ambiente en donde se está equipando, consideramos que es esencial que un equipador tenga conocimiento sobre los ambientes naturales y los disturbios humanos para saber discernir donde se equipa y dónde no se puede equipar, el simple hecho de que haya roca no suficiente para equipar.

 

Jaime de la Lastra, Cochamo.

Andrea Caceres explorando una de las zonas que reciben cada año una carga mas fuerte de visitantes y que esta pasando por un momento muy complejo en términos legales que requiere de nuestro cuidado y protección: Cochamó. Foto: Jaime de la Lastra

¿Qué significa tener conocimiento sobre el ambiente natural que se quiere abrir? El reconocer las aves rapaces y los posibles sectores de nidificación, reconocer a simple vista la fragilidad de erosión del suelo, tanto del sendero de aproximación, cómo la base de la pared, la pristinidad del ambiente ¿Cuál es la capacidad de carga del lugar? Es decir cuántas personas a la vez puede sostener aquel lugar, dicho de otra forma: no saturar de personas un ambiente que no está preparado para recibir tantas visitas (un comunicado especial para la gente de Santiago que en general tiene otra percepción sobre la capacidad de carga de un lugar, que la que tienen los lugareños).

 

En segundo lugar, la mayoría de los accesos a las zonas de escalada en Chile, son privados, por lo que la relación con los propietarios debe ser hablada y consensuada previamente.

 

Muchas veces este trabajo previo queda fuera de las facultades del equipador o de su interés; abrir un nuevo sector es más complejo que el simple acto de equipar, aquí la recomendación es que el equipador se acerque a una organización o club de escalada local, por sobre todo si la intención es abrir un nuevo lugar.

 

En tercer lugar, nos enfocamos en los aspectos técnicos, es decir una vez que resolvimos que el lugar es apto para equipar, ya sea porque ya está equipado, por qué no hay nidos de rapaces, porque no presenta mayores impactos a la flora, fauna y paisaje del lugar y porque el acceso está permitido abiertamente o con ciertas restricciones que debemos cumplir previo ingreso. Por ejemplo: para escalar en el Monumento Nacional Cueva del Milodón, debes registrarte en la oficina de CONAF al ingreso.

 

Cómo yo no soy equipadora, acudí a la ayuda de escaladoras con experiencia en el tema, para responder algunas preguntas técnicas. ¡Ojo! Que esto no es un manual para equipar, son principios que nos permiten tomar una mejor decisión a la hora de equipar, especialmente cuando de abrir un lugar nuevo se trata.

 

Esta vez acudí a 3 personas con experiencia equipando en distintos lugares del país:

 

Alice Mella vive en Coyhaique y actualmente es la presidente del Club de escalada Aysen, organización ejemplar en Chile para el desarrollo de una escalada sustentable y una comunidad unida.

 

Andrea Cáceres, casera de Torrecillas y Cochamó, actualmente tiene un emprendimiento llamado “Ranaut” junto a Oscar Marin, donde se dedican a dar cursos y ofrecer salidas de escalada en roca y acaban de llegar de Quimsa Cruz, habiendo terminado su proyecto de equipar una vía de 9 largos a más de 5000 metros de altura.

Óscar Marín.

Andrea liderando en la hermosa linea de su proyecto en Bolivia. Foto: Oscar Marin 

Angela Vera, actualmente vive en San Pedro en donde se desempeña como guía de montaña y también tiene su propio emprendimiento: “Apus Outdoor”. La Angelito se ha dedicado a equipar en las distintas zonas aledañas a San Pedro de Atacama, área no exenta de conflictos con la comunidad local, pero no es un tema que trataremos en esta nota.

taladro jokey

Angela taladro en mano y sonrisa de lado a lado previo a montarse en alguna roca norteña para equipar vias que todos puedan disfrutar. 

Yo: ¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de equipar? ¿Cualquiera puede equipar?

 

Alice: Junto a la llegada de grandes eventos a la región principalmente los Roc fest por tres años consecutivos, se han desarrollado sectores para todos los gustos, esto es increíble viéndolo desde un punto de vista deportivo y turístico, pero que pasa acá: Hay un trabajo detrás, bajo bambalinas, que no todos son capaces de visualizar.

trad de arriba

Alice metiendo “cacharros” en una hermosa vía en la transición de un pequeño techo y entrando a la fisura real. Foto: FBK Alice Mella

El patagón dueño de tierras que por años ha trabajado arduamente para conservar la esencia de estos lugares, viviendo en tierras hermosas, apartadas de la sociedad y civilización, que va traspasando de generación en generación, manteniendo viva la cultura sureña, el cual recibe a los afuerinos con amabilidad y un mate en mano estableciendo una primera conexión y entablando de a poco confianza. Esto es precisamente lo que la comunidad local de escalada de la región queremos conservar, “la esencia”.

 

Para poder desarrollar un sector es muy importante establecer una relación con el propietario, esto no se realiza en una hora ni en un día, es importante tener una conexión directa con el, explicarle las consecuencias e impactos al desarrollar un sector, como; la entrada de gente extraña al patio de su casa, es muy probable que el lugar sea concurrido, por lo que el terreno sí o sí sufrirá un impacto, la contaminación es un punto muy importante de considerar (basura y desechos), y sobre todo orientar al propietario en temas legales por sí sucede algún accidente a futuro, es importante ser transparente al respecto, mostrando el lado B de las cosas pero siempre entregando soluciones para estas consecuencias como lo son: Destinar un sendero único, construir escaleras en el portón para que este no se deteriore con la llegada de personas, concientizar y educar a la comunidad (como ir al baño, recoger su basura) realizando talleres y voluntariados sí es necesario, no llevar mascotas (hay muchas personas que se dedican a la ganadería) y lo más importante ser respetuoso con los propietarios y a esto me refiero respetar su voluntad.

Una vez que el propietario haya accedido a todo lo anterior, se comienza a preparar el terreno, existen diferentes maneras de equipar una vía, depende mucho del estilo del equipador, del tipo de roca del lugar, de lo expuesto que sea. Primero que todo es importante que el equipador sea un escalador que tenga capacidades necesarias para poder visualizar una ruta y poder discernir a través de riesgos objetivos (terrazas, vuelos expuestos), distancias y descansos, donde y como instalar las chapas, estas capacidades se van desarrollando a través de la experiencia, haber escalado en varios lugares, distintos estilos, ojala distintos grados (no necesariamente los grados más duros) y lo más importante es el amor que uno entrega al arte, porque no solo se trata de instalar una chapa sino también preocuparse de la limpieza, cepillar agarres, botar los bloques sueltos, poner bien las chapas, no mezclar materiales (siempre zincado con zincado, inoxidable con inoxidable), informarse de la zona geográfica en donde se va a equipar (sí es un lugar donde llueve mucho, el clima es húmedo, en este caso se equipa con inoxidable). Respetar los estilos.

trcho

Angela Vera en pleno proceso creativo sobre una plaquita

Nunca olvidar que al equipar una ruta se impacta la roca, se deja una huella de por vida, que se traspasa de generación a generación y que es responsabilidad del equipador entregarla a la comunidad, informar cuando la vía está lista para ser escalada y sí es posible realizar las mantenciones correspondientes.

 

Yo: ¿Cómo visualizar una línea para que se convierta en una ruta escalable? (Y no un adorno en la roca)

 

Andrea: Digamos que es un asunto de imaginación, literalmente es “visualización”, ya que te imaginas escalando o pasando de alguna forma aquella determinada línea por esos agarres “continuos” que estás viendo en la roca. A veces pasa que quedan adornos en la roca porque no era como lo imaginábamos pero quiero dejar en claro, que en ese caso hay que dejar la menos huella posible. Es decir, retirando chapas, enterrando los pernos en la roca, etc.

Después de la visualización alucinada, viene lo más objetivo: lo que necesito para abrir, cantidad aproximada de equipo, tipo de equipo (pernos inox para zonas humedas), etc.

 

 

Yo: ¿Cuáles son los peligros que debo considerar al equipar?

 

Angelito: ¡Muchos! Por eso es importante tener al menos unos 5 años escalando, reconocer el entorno, calidad de roca, que tipo de pernos, si es desplome, etc. En resumidas cuentas se necesita experiencia.

 

Yo: ¿Cuál es la diferencia entre equipar una línea de trad y una de depo? ¿En qué me debo fijar?

 

Angelito: Monolargo trad: en lo posible colocar la reunión en línea con la fisura, lo cual muchas veces es imposible a causa del desplome, roce de cuerda, mala calidad de la roca y muchos otros motivos. Es rápido y no se necesita mucho material, 2 parabolt, 2 chapas o 2 químicos y un buril, el trabajo es limpiar, equipar no es solo colocar la reunión.

Deportiva: Personalmente las equipo porque es como pintar un cuadro; vas caminando por una quebrada y de pronto ves la línea en la roca y te imaginas todos los movimientos, como sería, cual sería el o los cruz de la ruta y después de limpiar, colocar alrededor de 10 pernos con chapa, escoger donde va cada uno para no cambiar la línea y al final, no te puedes ni mover, no puedes ni escalar del dolor de piernas pero el solo ver a alguien escalar tu arte, paga todo el esfuerzo.

Muchas veces ni siquiera puedes escalar porque lo que creaste es un grado mucho más alto que el tuyo y ahí está el desafío del arte.

P.D: Un gigante agradecimiento a las y los equipadores del mundo que con su arte nos dan hermosas rutas para poder seguir practicando nuestro deporte, gracias por las horas de trabajo duro, el sol en la cara, el enorme gasto que muchas veces sale de tu bolsillo y aún tener ganas de equipar más.

martillo

Angela Vera martillo en mano preparando el equipo y realizando los trabajos previos que finalmente culminan en el arte de equipar una ruta. 

Yo: Equipar de abajo para arriba o de arriba para abajo… ¿De qué depende?

 

Andrea: Principalmente del acceso, por ejemplo rutas monolargos de deportiva generalmente se equipa desde arriba, es mucho más sencillo, se equipa rapelando, pero en cambio equipar desde abajo es toda una ciencia, porque debes escalar con más peso y ver donde puedes colocar la siguiente protección fija, en general se usa está técnica para multilargos.

Torrecillas es un lugar donde se equipa mucho desde abajo, aunque muchas rutas se han equipado desde arriba, las que llegan a cumbre sobre todo, así vas buscando una línea adecuada para escalar, dependerá de la visión del equipador.

J. Campusano. Torrecillas

Andrea realizando la difícil y corajuda mision deequipar desde abajo en Torrecillas. Foto: J.Campusano

Esta nota postula algunos principios, que no enumeramos, los dejamos abierto al análisis del lector, invitamos a los equipadores a reflexionar sobre la necesidad de estos principios, a la necesidad de un organismo regulatorio, de normas, pero que también sean normas o principios adaptables a la realidad del lugar, como lo sugería Alice Mella.

Los invitamos a opinar y aportar a fundamentar estos principios u otros que crean considerables ¿Qué otros aspectos considerarías tú?

Fuentes: Climbing Manegment: A Guide to Climbing Issues and the Development

of a Climbing Management Plan. Access Fund

Pepa Valenzuela Correa

Revolución de Tinta

Publicaciones Recomendadas

Publicaciones Recomendadas

Comentarios

comentarios

Publicaciones Populares

0

Buscar..