Camila González y Emilio Ríos: los ganadores de la segunda Copa Nacional de Boulder

Categoría: Escalada, Eventos, Noticias

Camila González y Emilio Ríos fueron los ganadores de la categoría todo competidor de la segunda versión de la Copa Nacional de Boulder. Conversamos con ellos para conocer la historia, proceso y ambiciones en la escalada de estos dos fuertes y jóvenes seleccionados nacionales.

Por Consuelo Morán

Camila tiene 15 años y está en primero medio. Emilio tiene 18 y salió del colegio en el 2019. Ambos comenzaron a escalar cuando tenían alrededor de 10 años y para los dos sus máximos referentes son escaladores de Eslovenia: Jernej Kruder y Janja Granbret. Ambos fueron parte de los deportistas que representaron a Chile en el mundial Juvenil de Escalada Deportiva Arco en Italia, y ambos ganaron sus respectivas categorías en la última Copa Nacional de Boulder.

Emilio Ríos conoció la escalada en un taller de su colegio, “pero ahí era un juego con los compañeros de curso”, agrega el deportista quien más tarde comenzó a entrenar en el club Escalando en Penumbras. Actualmente, Camila entrena y forma parte del equipo del mismo club que hizo crecer a Emilio cuando tenía la misma edad que ella. Además de Arco, este año Emilio también viajó al Panamericano Adulto de Guayaquil y a la Copa Mundial de Chamonix.

Sin embargo, Emilio actualmente está pensando si entrar a estudiar para ser piloto comercial el próximo año. “Yo seguiría feliz compitiendo y viajando, pero lo veo complicado y ahora me está tirando un poco más la opción de estudiar. Seguiría compitiendo, pero ya no sería a tiempo completo”, cuenta Emilio quien se graduó de cuarto medio el año pasado. Camila, quien aún está en el colegio, dice que su sueño es obtener una medalla de Juegos Olímpicos y que lo que más le gusta de escalar es que “me siento como fuera de lo normal, en la escalada uno puede exigirse al máximo”.

FENAElosAndes2019356

FENAElosAndes2019111

Hace 5 años Camila González se subió por primera vez a un muro en un paseo con su papá y de inmediato le dijeron que tenía facilidades. Fue así como comenzó a entrenar en el Polideportivo Sergio Livingston y a los 13 años comenzó a competir, llena de inseguridades propias de la competencia: “Tenía mucho nervio y pensé que iba a quedar última. Ahora me gusta porque me divierto y puedo ver que me falta para llegar a donde quiero en la escalada”, comenta Camila y agrega que su sueño es obtener una medalla de Juegos Olímpicos.

Actualmente Emilio entrena jornadas dobles siguiendo una pauta que su head coach Eduardo Rojas le envía. Además, trabaja con un psicólogo su entrenamiento mental para trabajar la tolerancia a la frustración dentro de la competencia: “Marcó un antes y un después en mi carrera como escalador”, dice sobre su trabajo con su psicólogo con quien trabaja el manejo de impulsos y a controlar la ansiedad.

Sobre la Copa Nacional de Boulder de este año, donde ambos deportistas se subieron al podio con el primer lugar, Camila nos cuenta que el ambiente era de mucha unión y compañerismo, y agrega que “los boulder eran hermosos, daba gusto escalarlos”. Emilio destacó la calidad de los boulder de la final: “la apertura la encontré buenísima, súper entretenida, no discriminaba por tamaño”, y también agrega que “el ambiente era muy bueno y todos estaban en muy buena onda, lo pasé súper bien en la competencia”.

Todas las fotos corresponden a la última fecha de la segunda versión de la Copa Nacional de Boulder, y fueron tomadas por Jorge Diego R. 

Publicaciones Recomendadas

Publicaciones Recomendadas
[fbcomments]

Publicaciones Populares

0

Buscar..