Primero la técnica, después la fuerza // Consejos y ejercicios para ser en un mejor escalador

Categoría: Consejos

Ser bueno en la escalada en roca tiene que ver con aprender la técnica adecuada y luego interiorizarla para que se convierta en una segunda naturaleza. A la larga, la técnica te llevará mucho más lejos que una espalda fuerte y un super biceps. Sin embargo, la mayoría de los escaladores están hiper-enfocados en tratar de fortalecerse a menudo a expensas de aprender una buena técnica.

Cualquiera puede ir al gimnasio y ejercitarse con repeticiones de trabajo físico o escalar un montón de problemas de Boulder y sentir que han logrado algo productivo. El entrenamiento con el objetivo de mejorar la técnica es más cerebral y requiere un cierto grado de conciencia en lo que estás haciendo. Esto se debe a que una buena técnica consiste en interiorizar movimientos, coordinar la parte superior e inferior del cuerpo y mantener la conciencia de cuánto esfuerzo se está gastando hasta el punto que se convierte en una segunda naturaleza. Los escaladores de alto nivel no están pensando en lo que deben hacer, simplemente ejecutan lo correcto. Este es el arte de la escalada libre.

se mejor 1

Las mejoras en la técnica son mucho menos tangibles, más difíciles de medir, por lo tanto, puede ser difícil saber cómo debes entrenar en el gimnasio con el objetivo de ser un mejor escalador y no un escalador con más fuerza. Aquí hay algunos consejos que pueden ser útiles:

Primero, Motívate para ser bueno: muchos escaladores principiantes e intermedios buscan asesoría para saber cómo fortalecerse, pero pocos preguntan cómo ser bueno. Los dos están intrínsecamente relacionados, no obstante en lugar de saltar sobre la ruta más difícil o el problema de boulder más difícil que crees que puedes hacer, concéntrate en hacer ascensiones perfectas, aunque sea en grados por debajo de tu dominio. Intenta ser bueno antes de intentar ser fuerte. ¿Qué tan perfecto puedes escalar algo?

Pies malos: los problemas en el gimnasio generalmente se vuelven más difíciles a medida que los agarres de mano empeoran y están más lejos, mientras que generalmente los apoyos de pie se mantienen bastante buenos. Si tienes la capacidad de ayudar a abrir algunos problemas donde sea que vayas a entrenar, te recomiendo que pongas las manos decentes y los puntos de apoyo para pies más pequeños e incómodos de poner. Quieres que sean malos, pero no tan malos como para obligar a un movimiento de campus, la idea es mantener la tensión de todo el cuerpo.

Usa mejores zapatillas de escalada: los principiantes suelen elegir zapatos cómodos holgados. independiente del nivel del escalador, es recomendable que obtenga un par de zapatos de alta gama (¡no apretados!). Los zapatos de mayor calidad ofrecen mejor precisión y hacen un mejor trabajo permitiéndote aprender una buena técnica desde el principio. ¡Este es el único implemento que realmente puede marcar la diferencia en tu escalada!

Desarrolla tu propio estilo: Después de algunos años escalando te verás enfrentado a la necesidad de desarrollar tu propio estilo, Siempre hay más de alguna manera de realizar un movimiento o una sección, la perfección de la ascensión varía dependiendo del estilo del escalador. No hay reglas estrictas en cuanto a cómo debes escalar, si estás habituado a que la gente te diga que debes hacer, intenta practicar algunas veces solo y trabaja en encontrar el método que más te acomoda. Para algunos escaladores, la mejor solución de un problema será escalar rápido y muy dinámico; es posible que esto sea más eficiente para ellos. Por el contrario otros pueden encontrar que para ellos funciona mejor escalar a un ritmo más lento, más estático y con un mayor control. Aquí es donde la escalada se convierte en un arte de autoexpresión. Es importante que te des el tiempo de desarrollar tu propio. Esto lo puedes hacer intentando descifrar y escalar la mayor cantidad de métodos en un problema y siente cuál es el que más funciona para ti. En definitiva, el mejor estilo es el que te lleva a la cima de la manera más eficiente.

Evita las lesiones en los dedos: ¿Alguna vez ha notado que los escaladores suelen lesionarse en los primeros tres años de escalada? Los escaladores principiantes tienden a escalar en los grados duros, confiando en las rápidas ganancias de fuerza, no en la técnica, lo que crea un falso sentido de habilidad que los alienta a seguir intentando rutas duras antes de que sus articulaciones y tendones estén listos para ello. Si bien la musculatura puede estar presente, aumentar la resistencia del tendón para resistir el estrés de colgar de las presas pequeñas lleva mucho tiempo, a veces tres años o más. Evita las lesiones en los dedos utilizando el agarre en extensión (con la mano abierta) cuando sea posible durante tus entrenamientos. También intenta dejar de seguir arqueando antes de que tus dedos se sientan doloridos! Esto es más fácil decirlo que hacerlo.

Fuente: Rockandice

Publicaciones Recomendadas

Publicaciones Recomendadas
[fbcomments]

Publicaciones Populares

0

Buscar..