Como te puede ayudar una mayor conciencia de “aprete” para evitar los brazos de “Popeye”

Categoría: Consejos, Escalada

El agarre o aprete excesivo es aplicar demasiada fuerza a la presa del gimnasio o la tomada en la roca cuando no es necesario. Hay una infinidad de razones por las que esto sucede: por miedo, por nervios, por no estar seguro de cómo será la siguiente presa. ¿Tal vez no confías en tus pies? Aquí un consejo para quienes se están iniciando en la escalada.

Todo esto puede llevar a un agarre excesivo, que es una de las formas más rápidas de poner los antebrazos al 100%. Para entender qué ocurre, te diremos que pasa al interior de la musculatura del antebrazo para saber por qué el agarre excesivo es tan “mortal” en la escalada.

Cuando escalas hay una serie de contracciones isométricas sostenidas de los flexores de los dedos. Esto significa que los músculos que mueven los dedos se contraen contra un objeto inmóvil (una presa o agarre) durante un largo período de tiempo. Esas contracciones sostenidas reducen el flujo sanguíneo dentro y fuera de los músculos del antebrazo, causando que el músculo no se oxigene y no se lleve el ácido láctico. Incluso a intensidades tan bajas como el 20% de la contracción máxima, la sangre se reduce en los antebrazos.

A medida que aumenta la intensidad de la contracción, a la sangre le cuesta más hacer su trabajo y a aproximadamente al 50% de la contracción máxima comienza la fatiga muscular, con la sensación de hinchazón y dureza del antebrazo. El bien llamado “Popeye”.

Popeye clavos

Los clásicos brazos de “popeye” grafican claramente lo que nos sucede cuando escalamos

Afortunadamente, el agarre excesivo se puede reconocer y trabajar fácilmente en un entorno controlado. Durante un calentamiento o al realizar una ruta fácil, pregúntate: ¿puedo relajar mis dedos en este agarre? Hay muchas opciones, como mover las caderas, acercándolas a la pared y/o confiar más en tus zapatillas. En el fondo la idea es ir desarrollando poco a poco la técnica y la conciencia de no apretar en exceso.

Una vez que hayas reconocido el exceso de agarre (Popeye), trata de relajarte hasta que apenas estés aplicando presión suficiente para mantenerte agarrado de las presas. No desperdicies la fuerza del antebrazo, el encadene puede estar cerca. Continúa pasando de las vías de calentamiento a las más difíciles, tal vez implementando esta tarea en las secciones más fáciles del proyecto. Acordándote mucho de respirar y relajarte lo necesario para no estresar el pegue. El “popeye” también disminuye cuando en un descanso agitamos las manos y permitimos que llegue más sangre a los músculos implicados, pero la idea principal es tomar conciencia de no apretar en exceso constantemente y así progresaremos poco a poco en nuestra escalada.

Publicaciones Recomendadas

Publicaciones Recomendadas

Comentarios

comentarios

Publicaciones Populares

0

Buscar..