Las emociones en el deporte: cómo nos afectan y cómo gestionarlas

Categoría: Consejos

En el siguiente artículo hablaremos sobre qué son las emociones, cómo nos afectan y de qué manera podemos controlarlas para mejorar nuestro bienestar y rendimiento, tanto en la vida diaria como en el entorno deportivo. Para esto nos ayudaremos de los conceptos de inteligencia y gestión emocional.

Por Sergio Miranda

Emociones, qué son y cómo afectan

Las emociones son la energía, el impulso que nos lleva a ejecutar una acción. Respecto a estas hay teorías como la de Goleman (1996), que habla sobre las familias de emociones (ira, tristeza, miedo, alegría, amor, sorpresa, aversión y vergüenza) o Bisquerra (2007), quien habla sobre emociones primarias (amor, miseria, orgullo, vergüenza, agresividad, alarma, curiosidad y cinismo), en donde ambos señalan que estas emociones “base” en su combinación generan emociones más complejas (optimismo, pesimismo, decepción, desprecio, etc.), tal como los colores primarios se van combinando para generar una nueva paleta de colores.

Estas emociones base, tanto como su combinación, son generadas en respuesta a un acontecimiento o estímulo interno (a nivel biológico/corporal) o externo (en relación con alguna situación específica). Esta respuesta emocional varía según la persona y los recursos que esta tiene para gestionarla. Las emociones evocadas frente a los distintos estímulos aparecen de manera involuntaria, con gran rapidez, incluso antes que el pensamiento. Generando que nuestro análisis de una situación sea menos exacto, pues estas suelen basarse en las primeras impresiones, la imagen global o sus aspectos sobresalientes.

Esta interpretación de la situación contempla diferentes variables, como las características individuales de la persona, su experiencia, el estado de humor, la atención, el ambiente físico, etc. Funcionando como una forma de mediación entre el estímulo que evoca la emoción y su respuesta (acción). Lo que nos permite afrontar situaciones complejas como el riesgo, la muerte de algún familiar, el manejo de la frustración, una competencia deportiva, el logro de un proyecto personal, etc. Para que esto funcione de manera sana y eficiente debe haber un equilibrio entre lo que sentimos y lo que pensamos, pues nuestras decisiones se basan en estos dos centros principalmente. Para lograr gestionar esto es necesario aprender a modificar e intervenir nuestra forma de interpretar las situaciones; como las pensamos y las sentimos. Lo cual se puede lograr a través de la inteligencia y gestión emocional.

Inteligencia Emocional

La inteligencia emocional es la habilidad para percibir nuestras emociones y la de los demás (como afectan en nosotros), permitiéndonos reconocerlas y regularlas para poder controlar nuestras acciones y pensamientos. Por otro lado, nos permite comprender, evaluar y expresar lo que sentimos de manera más exacta. Aprendiendo así a reconocer, evaluar y comprender nuestras emociones y la de los demás. Además del trabajo anterior de reconocimiento y comprensión, es sumamente importante y necesario aprender a manejarlas para poder beneficiarnos de estas, lo cual se logra a través de la gestión emocional. 

Gestión Emocional

Es la habilidad de regular la intensidad y frecuencia de nuestras emociones. La gestión emocional consta de dos factores esenciales, que nos permiten conocer y manejar nuestras emociones tomando en cuenta las emociones de los demás. El primer factor es la autogestión, que tiene que ver con la forma en que nos relacionamos con nosotros mismos y el segundo son las competencias sociales, que refieren a la forma en que nos relacionamos con los otros.

Cabe mencionar, que el deporte por sí mismo provoca emociones intensas, las cuales muchas veces son perjudiciales, pues la mayoría de estas son gestionadas de manera inadecuada, generando comportamientos negativos, que afectan al bienestar y rendimiento del deportista. Hay que recalcar, que estas emociones perjudiciales no están asociadas a una emoción “negativas” o “positiva”, pues solo hay emociones, algunas más perjudiciales y otras menos. Esto dependerá de la persona y del contexto, tanto como de la frecuencia e intensidad de la emoción. Midiendo el efecto de estas en relación con sus consecuencias ligadas a la acción, es decir cómo nos llevan a comportarnos dichas emociones.

Autogestión
  • Autoregulación
  • Capacidad de adaptación
  • Autoconocimiento
  • Autoconfianza
Competencias Sociales
  • Capacidad de liderazgo
  • Influencia
  • Canalización del cambio
  • Gestión de conflictos
  • Trabajo en equipo
  • Construcción de lazos
  • Colaboración

Por ejemplo: el exceso de ira en una competencia que te lleve a golpear a un competidor es perjudicial. Pero enojarse con este, puede ser normal, inclusive probable, y la expresión de esto es totalmente saludable en la medida que sea bien gestionada la emoción. Por otro lado, el exceso de euforia o positividad puede ser perjudicial en la misma competencia si no te permite concentrarte y afrontar los retos de manera relajada. Aun así, puede ser positivo, si se logra regular, ayudando esto a la motivación y al pensamiento positivo.

Otro ejemplo sería, que al momento ir a probar un proyecto en roca para el cual nos hemos estado preparando durante meses, nos sintamos excesivamente eufórico y motivado. Afectando esto a nuestra escalada; nos sudan las manos, nuestros movimientos son más torpes, empezamos a subir la ruta cada vez más rápido, saltandonos los descansos, y por tanto agotándose más rápido. Podemos apreciar respecto al ejemplo anterior, como la intensidad desmedida de la motivación y euforia mal gestionada afecta tanto a nuestra toma de decisiones (saltarse los descansor), como a nuestro rendimiento (pasos con una mala ejecución y disminución de la economía de movimiento). Generando que nuestro desempeño en la ruta no sea el más adecuado.

Para lograr controlar estas emociones perjudiciales, es necesario aprender a identificarlas y relacionarlas con las situaciones en que aparecen, evaluando sus consecuencias, para poder generar a posteriori un plan o una estrategia que nos permita afrontarlas. Para lograr esto, existen variadas técnicas y herramientas que nos permiten, por un lado, desarrollar nuestra inteligencia emocional y por otro manejar nuestras emociones, aprendiendo a evaluarlas acorde a cada contexto.

En síntesis, podemos decir que las emociones son de carácter múltiple y que su expresión depende tanto de los estímulos internos de cada persona, como de los externos. Además, se puede observar cómo estas cumplen un rol fundamental en nuestras vidas, dirigiendo nuestra forma de actuar e influyendo en nuestra toma de decisiones en conjunto al pensamiento. Por lo que es de suma importancia aprender a controlarlas, para poder beneficiarnos de estas tanto a nivel personal como deportivo, lo cual podemos lograr mediante el desarrollo de la inteligencia y gestión emocional. Esto se puede ver reflejado en el deporte al momento de enfrentarnos a situaciones complejas como el entrenamiento, el desarrollo de algún proyecto, la participación en alguna competencia deportiva, etc. Donde nuestras creencias, ideales, éxitos y fracasos evocaran ciertas emociones como la alegría, orgullo, satisfacción, abatimiento, tristeza, impotencia, frustración, etc. Las cuales deben gestionarse de manera adecuada para poder tomar la mejor decisión en el momento preciso, dirigiendo así nuestras acciones al cumplimiento eficaz de las propias metas y objetivos. 

Sergio Miranda C.

Heinz Donoso S.

Entrenamiento Mental Info@entrenamientomental.cl https://www.instagram.com/entrenamientomentalchile/

facebook.com/entrenamientoMentalchile

Referencias

Almudena Ros Martinez, F. M.-F. (2013). Inteligencia emocional y deporte: situación actual del estado de la investigación. Cuadernos de Psicología del Deporte, 105-112.

Alzina, R. B. (2009). Psicopedagogía de la emociones. Madrid: Sintesis.

Buceta, J. M. (2015). Mi hijo es el mejor, y además es mi hijo. Madrid: Dyckinson, S.L.

Casasuss, J. (2007). La educación del ser emocional. Santiago de Chile: Indigo.

Enrique Cantón Chirivella, I. C. (2012). Los estados emocionales y su relación con las atribuciones y las expectativas de autoeficacia en el deporte. Revista de Psicología del deporte, 171-176.

Goleman, D. (1996). Inteligencia Emocional. Barcelona: Kairós. Otero, F. L. (1999). La lógica deportiva y las emociones. Sus implicaciones en la enseñanza. Apuntes. Educación física y deportes, 99-106.

Pablo Fernándes, N. E. (2005). La Inteligencia Emocional y la educación de las emociones desde el Modelo de Mayer y Salovey. Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 63-93.

Virginia García-Coll, J.-L. G.-S.-M.-P.-N. (2013). Inteligencia Emocional en el Deporte: Validación española del Schutte Self Report Inventory (SSRI) en deportistas españoles. Cuadernos de Psicología del Deporte, 25-36.

Transcurre el verano  y sabemos que más de alguno espera ansioso el fin de semana para poder escaparse de sus labores y salir a la naturaleza. Y qué mejor que hacerlo a través de cursos especializados que te permitirán introducirte en la escalada de forma más segura o perfeccionarte en lo que más te gusta.  

Durante febrero, marzo y abril, a cargo de los guías UIAGM de la Academia de Montaña La Cumbre (vincular link: www.academialacumbre.cl), se dicatarán cursos de Escalada Deportiva de Monolargo, Escalada Deportiva Multilargo y Escalada Tradicional.

A continuación les dejamos lo detalles de los cursos:

Curso de Escalada Deportiva Monolargo

En este curso de escalada deportiva monolargo adquirirás las herramientas básicas para que puedas escalar de primero (punteando) y así vivenciar la escalada en su máxima expresión. Aprenderás las técnicas y maniobras que necesitas para que junto a tu cordada puedan disfrutar de la escalada con autonomía y seguridad.

Fechas

Este curso tendrá 2 sesiones teóricas y 4 días en terreno.

Clases teóricas: 22 de febrero y 1 de marzo

Salida a terreno: 24 y 25 de febrero / 3 y 4 de marzo

Cupos

El curso de escalada deportiva monolargo se desarrollará con un mínimo de 2 y un máximo de 8 participantes. La relación entre instructores y participantes será de un máximo de 1 a 4.

Cliquea para más info e Inscripciones

Curso de Escalada Deportiva Multilargo

¡Comienza a escalar rocas más grandes!

Este curso está diseñado para quienes ya escalan rutas deportivas de un solo largo y quieren hacer la transición a la escalada de multilargos.

Para esto, se reforzarán los conocimientos básicos de escalada y se introducirán las técnicas necesarias para liderar una vía de varios largos, tales como el montaje correcto de las reuniones, el traspaso de un largo al otro, aseguramiento tanto del primero como del segundo de cordada y poder asistirle en caso de algún inconveniente. Además de las técnicas para realizar el descenso de una ruta de varios largos.

Fechas

Este curso tendrá 2 sesiones teóricas de aproximadamente 2 horas cada una y 3 días en terreno.

Clases teóricas: 26 y 28 de marzo

Salida a terreno: 30 y 31 de marzo y 1 de abril

Cupos

El curso se desarrollará con un mínimo de 2 y un máximo de 3 participantes. La relación entre instructores y participantes será de un máximo de 1 a 3.

*Revisa los requisitos básicos de este curso

Más info e Inscripciones

Curso de Escalada Tradicional

¡Amplia tus posibilidades de escalada!

El curso de escalada tradicional considera todos los aspectos necesarios para escalar de primero y en forma segura una ruta de escalada que no esté previamente equipada como en la escalada deportiva. Aprenderás a progresar por las fisuras colocando en ellas tus seguros y armando tus propias reuniones con empotradores.

Fechas

Este curso tendrá 2 sesiones teóricas de aproximadamente dos horas cada una y 4 días en terreno.

Clases teóricas: 12 y 26 de abril

Salida a terreno:  14 y 15 abril / 28 y 29 de abril

Cupos

El curso se desarrollará con un mínimo de 2 y un máximo de 4 participantes. La relación entre instructores y participantes será de un máximo de 1 a 4.

*Revisa los requisitos básicos de este curso

Publicaciones Recomendadas

Publicaciones Recomendadas
[fbcomments]

Publicaciones Populares

0

Buscar..