Como proyectar una ruta difícil para alcanzar tus objetivos (parte 1)

Categoría: Consejos

Cuando vemos videos de escalada, nos asombra la habilidad que tienen los escaladores, sus movimientos son increíblemente precisos, fluyen de una secuencia difícil a otra mas difícil. Incluso a veces, pareciera que encadenan las rutas sin mayor esfuerzo, sin embargo, lo que no vemos aquí, es todo el proceso de proyección y el duro trabajo que hay detrás de todo esto para lograr ese grado de precisión. Proyectar toma tiempo, es un arte. Dominar este proceso no solo te ayudará a encadenar mucho más rápido, también te abrirá las puertas a nuevos desafíos y comenzarás a proyectar rutas de mayor dificultad.

Para aprender el arte de proyectar, Dan Mirsky, destacado escalador y entrenador norteamercano, nos propone un método que consta de 4 fases. En este artículo expondremos la Fase 1.

 

Por Carolina Fritz

 Fase 1: Aprendiendo el método

Se necesita arte y mucha técnica para trabajar una ruta dura de una manera productiva. Para comenzar, ya sea que estés eligiendo un proyecto a largo plazo o encadenes rápidos, lo primero que debes hacer es aprender el método o el “papeo”.

Esto no significa dispararse a la reunión con todo lo que tienes desde el primer momento. Dependiendo de la naturaleza de la ruta que estés intentando, necesitaras mucha diligencia y raciocinio para desbloquear las secuencias y descubrir tu propio método, el que realmente te haga sentir que la ruta es posible. Si se lo aborda estratégicamente, es probable que atravieses esta etapa mucho más rápido y con menos esfuerzo, reservando energía para mas intentos o simplemente para escalar otras rutas.

Lo primero que debes hacer es dejar de lado tu ego.

No importa si te cuelgas en cada chapa, pruebes cada movimiento o uses el “stick clip” en cada sección. Estás en la fase de investigación y desarrollo y deberías acercarte a la ruta de forma analítica: descubriendo los descansos, intentando movimientos y secuencias, evaluando si son eficientes, preguntándote si el movimiento podría hacerse de manera distinta, en definitiva, probar diferentes formas hasta llegar a la que se adecúe mejor a tu cuerpo y habilidades.

Escalar muchas veces la ruta, haciendo los “mismo movimientos” no te acercará necesariamente a encadenar tu proyecto. Tómate tu tiempo y asegúrate de que tu método sea sólido.

Una vez que logres hacer todos los movimientos de una manera consistente, comienza a probarlos en secuencias y analiza cómo dividir la ruta en diferentes secciones. Una buena forma de definir una sección es entre dos puntos de «descanso».

Una vez que tengas una idea de cómo vas a escalar cada sección de la ruta, dónde vas a descansar, dónde están la parte más difíciles y dónde podría estar el crux, habrás completado con éxito la Fase 1.

Publicaciones Recomendadas

Publicaciones Recomendadas
[fbcomments]

Publicaciones Populares

0

Buscar..