Encadenamiento sin pruebas: ponen en duda ascenso de Action Directe

Categoría: Escalada, Noticias

El último mes de este 2019 ha estado marcado por un juego de tu palabra contra la mía entre dos personajes del mundo de la escalada deportiva: el deportista sueco Said Belhaj y el comunicador alemán, Hannes Huch. El escalador profesional fue puesto en duda por Huch, quien dice no creer su ascensión de la icónica ruta Action Directe. Ambos, escalador y audiovisual, acusado y acusador, estaban haciendo juntos una película sobre la historia de la vía y el ascenso de Belhaj. Los dos involucrados han hecho públicos sus argumentos y puntos de vista. 

Por Consuelo Morán

En octubre de 2018, el escalador sueco Said Belhaj anunció en sus redes sociales el ascenso número 25 del famoso 9a de Frankenjura: Action Directe. Sin embargo, en noviembre de 2019, el comunicador Hannes Huch, que estaba trabajando junto a Belhaj en una película sobre la ruta, publicó en su blog un artículo titulado “La fama es una perr*” , argumentando por qué no cree en la ascensión. Las razones: no hay registro, testigos, ni tampoco rastros del asegurador. La acusación ha derivado en una discusión de dos bandos con opiniones contrarias acerca de la necesidad de probar un encadenamiento cuando se trata de un escalador profesional y auspiciado.

Action Directe es una famosa ruta de escalada deportiva que está en Frankenjura (Alemania) y que fue encadenada por primera vez por el mítico Wolfgang Gullich en 1991, convirtiéndose en el primer 9a del mundo. La vía tiene 12 metros, 45 grados, 16 movimientos y un estilo que se caracteriza por largos dinámicos a monodedos y bidedos. La fuerza de dedos que la ruta y el sector requieren, llevó a Gullich a inventar el campus board, implemento que hoy podemos encontrar en casi todos los gimnasios. Como ésta, la vía tiene más historias interesantes que surgieron a partir de ella. 

Hannes Huch junto a Said Belhaj. Foto: rokblok.de
Wolfgang Güllich en Action Directe

Action Directe es una ruta icónica, lo que motivó al comunicador y escalador alemán Hannes Huch y a Said Belhaj a trabajar en una película que contara sobre la vía, usando el ascenso de Belhaj como hilo narrativo. En la acusación en su blog (rokblok.de), Huch escribió que le pidió al escalador que cuando se sintiera cerca de encadenar lo llamara porque vivía solo a 30 minutos y podía ir a filmarlo. “Si no haces esto, al menos grábalo con un iPhone”. Pero Said no lo hizo.

En su mismo blog, Huch entrega más argumentos de por qué no cree que el ascenso de Belhaj sea real. El alemán dice haber visto al escalador trabajando la ruta antes del ascenso y que “estaba muy lejos incluso de escalar de chapa a chapa”, y que en el período previo ni él, ni el fotógrafo Ray Demski, ni el asegurador de Said lo vieron hacer el crux, un DINÁMICO MUY LARGO al comienzo de la ruta. Luego, Said se fue a España por 5 días y cuando volvió le escribió por Whatsapp a Huch: “Hola, día agitado, viajé desde Cataluña y… encadené Action Directe hoy”.

Said Belhaj en Action Direct. Foto: Ray Demski

El asegurador que solía acompañar a Belhaj tampoco estuvo el día del encade y esta es una de las principales razones de por qué Hannes Huch no le cree al sueco. “Le pregunté a Said quien era el asegurador. Después de 10 días intentando tener una respuesta me dijo que no podía acordarse del nombre pero que era -probablemente Mike o algo similar- ”, escribió Huch en la entrada de su blog.

“Yo no creo en Milagros. Y nunca había sido tan fácil documentar tus esfuerzos en la roca como lo es hoy (al menos cuando se trata de Boulder y mono largos). He visto a un número de escaladores hacer los movimientos fácilmente y aún así estar muy lejos de encadenar la ruta entera. Combinando toda esta evidencia simplemente no puedo creer en este “momento mágico” que él reclama. Este momento donde el repentinamente hace el salto y escala hasta el top. Esto no tiene sentido y todos con quienes he hablado piensan lo mismo” Hannes Huch en rokblok.de.


Said Belhaj es un escalador profesional de nacionalidad sueca, auspiciado por Patagonia, Petzl y otras marcas importantes. Se trata de un personaje particular que habla 6 idiomas, toca instrumentos de percusión poco comunes y practica el sufismo (dimensión mística del Islam). A los 13 años conoció la escalada deportiva y no la dejó más. En una entrevista en 2014 para la revista Rock and Ice, Said explicó que para él la escalada nunca se trató de ser el mejor: “yo solo quería escalar”. 

Said Belhaj fotografiado por Claudia Ziegler

En la misma entrevista, hablan sobre su particular gusto por hacer las rutas a vista, y Belhaj se clasifica a sí mismo como un “ciudadano de segunda clase del mundo de la escalada profesional”. Hasta ese entonces, una de las razones por las que no había perseguido altos grados era por su preferencia a escalar onshight. El escalador Joe Kinder dice sobre Said: “El no va a escalar ninguna ruta más de una vez. Sigo diciéndole que debería encadenar algo duro, pero a él no le importa!”. Esta entrevista con casi 6 años de antigüedad, podría servir para analizar el actual discurso de Said Belhaj en respuesta a las acusaciones que hoy se le hacen. 

En entrevista con Lacrux y en respuesta a las acusaciones, el deportista relató la historia del ascenso (que no se contradice con lo que contó Huch), y también explicó el origen del asegurador: “Todos los años escalo con cientos de personas. Algunos se vuelven amigos para toda la vida, y a otros no los ves más. Este último fue el caso cuando volví a Frankenjura en otoño”, dice y luego agrega que Mike (el asegurador) lo contactó por Instagram, y cuando quiso volver a comunicarse con él después del pegue liberador, su cuenta ya no existía. “Esto puede sonar extraño, pero ¿qué puedo hacer?”, concluyó Belhaj.

A pesar de que aparentemente, su fanatismo por hacer rutas a vista ya no es exclusivo, la visión de la escalada para Said Belhaj no ha cambiado desde el 2014. Al responder si haría la ruta de nuevo para probar su encadenamiento, el sueco respondió: “No voy a pasar tanto tiempo en la ruta otra vez para probar algo que ya me probé a mi mismo, cuando hay más vías para ser escaladas. No porque Hannes Huch me acusa de no haberla escalado tengo que mostrarle lo contrario al mundo. Yo escalo para mi mismo y si la gente no quiere creer esto no hay mucho que pueda hacer”. 

Ésta situación también ha puesto en discusión la necesidad de probar o no los encadenamientos por parte de los deportistas. Hannes Huch, quien acusó a Said, claramente piensa que es relevante hacerlo, especialmente cuando se trata de escaladores que cuentan con importantes sponsors como su acusado. Beljah, por otra parte, opina que “en el caso de ascensos históricamente significativos, uno podría argumentar si es necesario o no proveer evidencia. Pero quizás no con un 9a. El ascenso de un 9a no es nada del otro mundo”, explica el escalador quien también anunció que se tomará un descanso de las redes sociales, donde la discusión por su escalada sigue recibiendo cientos de opiniones externas.

Publicaciones Recomendadas

Publicaciones Recomendadas
[fbcomments]

Publicaciones Populares

0

Buscar..