«Fluidez y sigilo»: Conceptos básicos del trabajo de pies.

Categoría: Consejos, Escalada

El siguiente articulo busca ser una lista de consejos para quienes están iniciándose en la escalada donde, sí bien existen diversidad de movimientos y situaciones, hay algunos conceptos e ideas aplicables durante cualquier circunstancia. Los consejos y tips a continuación  serán un buen punto de partida para poder comenzar a internalizarlos, para posteriormente poder aplicarlos en una primera etapa del aprendizaje y que sirvan como base para las técnicas más complejas.

El buen uso de pies es fundamental para poder progresar en nuestra técnica de escalada y subir de nivel. Sí bien la mente muchas veces esta ocupada luchando contra el miedo y pensando en las secuencias que vienen, es sumamente importante nunca dejar de prestar atención a lo que sucede en nuestro tren inferior. Constantemente debemos estar razonando de manera critica y objetiva respecto a nuestro trabajo de pies. Prestar atención en cómo estamos usando nuestros pies, cuanto los movemos, en que dirección y sentido, etc., para así poder identificar los errores y corregirlos, efectuando así una inmediata mejora en nuestra escalada. A continuación les entregaremos algunos tips básicos que pueden servir a quienes se están iniciando y perfeccionando:

Apoyo cruzado: En general, en la escalada se habla tres puntos de apoyo para progresar (dos manos y un pie o una mano y dos pies).  Cuando no disponemos de estos tres puntos y el movimiento exige sólo dos apoyos, debemos tratar de que estos sean cruzados, es decir, mano izquierda con pie derecho o viceversa, para evitar que exista desbalance del centro de gravedad de nuestro cuerpo, o también conocido como una «apertura de puerta». Debemos buscar el balance del cuerpo y distribuir el peso de manera equitativa, prestándole siempre atención a la posición de la cadera ya que lo que busco es que esta se encuentre más centrada para poder favorecer el equilibrio.

Misma mano mismo pie: Derivado del punto anterior, la idea es siempre subir el pie del mismo lado de la mano que se subirá a continuación (Ej: pie derecho corresponde a mano derecha). Aunque en algunas ocasiones, el paso deberá ser con apoyos en el mismo lado, los cuales normalmente son pasos dinámicos y más complejos, o aplicando la técnica de «la bandera» que también requiere mayor control corporal.

Punta de pies: Siempre se debe utilizar la punta de los pies, de tal manera de ir dando la base para las técnicas más avanzadas que demandan utilizar la punta del pie. Esta base también facilitará el poder girar dentro del eje y así favorecer la rotación y el balance del cuerpo de un punto a otro. Utilizar la punta permitirá realizar cambios de pies de forma mucho más fluida y precisa. Ser preciso en los cambios de pie es sinónimo de eficiencia y ahorro de energía. No es lo mismo estar haciendo tirones o aplastado un pie con el otro, que hacer un rápido y exacto cambio de punta a punta. Esto a la vez nos permitirá cada vez pisar presas más pequeñas en la medida que se incremente  progresivamente la fuerza de la extremidad y la técnica en el movimiento.

Contacto visual: El escalador siempre debe mantener el contacto visual de la presa que va a pisar hasta sentir el contacto físico con ella (no subir la mirada antes). Este es un error muy común incluso en escaladores con cierta experiencia, ya que esto implica una gran pérdida de precisión,  y además no permite generar el adecuamiento ideal según el tipo de presa que se este utilizando.

Cambio de pies: El cambio de pies técnicamente se va desarrollando con la práctica y no es algo muy fácil de realizar si la presa es muy pequeña. Pero como norma general, el dedo gordo del pie (la punta de la zapatilla), al apoyarse debe ponerse muy levemente sobre el dedo del otro pie que ya está apoyado (Sin pisarlo), y realizar el movimiento lo más fluido posible y con decisión. Practicar esto en el Boulder puede ser de gran ayuda (primero en presas más grandes y luego en otras más pequeñas), para luego transferirlo a la ruta, situación en la cual el miedo a ese “segundito” en que se realiza el cambio, produce gran nerviosismo y puede afectar directamente el desempeño en la vía.

En general en la escalada, el uso correcto de los pies es muy importante ya que entrega una base para poder interiorizar en técnicas como el empeine, el talón, el lolot o bicicleta, e incluso una combinación del repertorio gestual, como cuando se “pinza” una presa con punta y empeine, etc. Por lo tanto, nuestra idea es entregar estos consejos para ir desarrollando una base de la técnica con el fin de ir de lo más general a lo más específico. Quizás ahora durante cuarentena parezca poco probable poder practicarlo, pero hacer ejercicios simples de cambio de pie con objetos en el piso también pueden ayudar. Más importante aun puede ser el hacer ejercicios de visualización donde me imagine a mi mismo aplicando estas técnicas de escalada de tal manera que se vayan internalizando en nuestro cerebro.  Esperamos les sirvan estos consejos en esta primera etapa  y disfruten de la escalada que es lo más importante. Pronto seguiremos profundizando en esto.

Por Chileclimbers 

 

Publicaciones Recomendadas

Publicaciones Recomendadas

Comentarios

comentarios

Publicaciones Populares

0

Buscar..