«Soluciones seguras»: Lo que hay que saber sobre anclajes naturales.

Categoría: Consejos

Los anclajes naturales son cualquier elemento del entorno natural como por ejemplo árboles y rocas. En muchos casos estos anclajes pueden ser mucho más resistentes que los artificiales, pero se debe tener criterio para escogerlo.

Tienen la gran ventaja de ser muy rápidos de montar, en muchos casos son multidireccionales (soportan cargas en diferentes direcciones) y por supuesto son los que menor impacto tienen sobre el ambiente.

En muchas guías de escalada se recomienda no pasar directamente la cuerda a estos, sino utilizar cintas o cordines y después pasar la cuerda por un mosquetón con seguro.

A continuación se dan algunos tips que pueden sonar a simple sentido común, pero que al olvidarlos se puede provocar un lamentable accidente:

Árboles:

En muchos casos un gran árbol en una buena terraza da la sensación de seguridad y confianza, sin embargo es necesario hacer una buena revisión de su estado antes de confiarse a él:

– Comprobar que el árbol esté vivo. No sobra agitarlo e incluso golpearlo con las piernas para determinar su estabilidad.

– Descartar árboles cortados, quemados, o podridos.

– La base del tronco debe tener al menos 15 cms de diámetro.

– Sospechar de los árboles asentados sobre tierra poco profunda, gravilla, musgo y otro material poco sólido.

– Para montar el anclaje es mejor pasar por el tronco cintas o cordines en lugar de la cuerda directamente y estas se deben ubicar lo más abajo posible (lo mas cerca a la base del tronco) para evitar palancas.

Arbustos y matorrales:

Aunque no lo parezcan en muchas ocasiones estos pueden ser excelentes puntos de anclaje y en algunas ocasiones pueden ser la única alternativa a mano.

Se deben seguir algunas de las consideraciones de los árboles, como revisar que estén vivos y sanos. Se pueden tirar y golpear para darnos una idea de su resistencia.

Se debe buscar la base del arbusto que en general es más gruesa que las ramas y para mayor seguridad se recomienda ecualizar varios de estos o combinarlos con otro tipo de anclaje.

Bloques sueltos:

Su mayor ventaja es que pueden proporcionar anclajes rápidos en lugares donde posiblemente no haya muchas opciones. Estos bloques no hacen parte de la pared y se mantienen en su sitio por su tamaño, peso y posición.

Deben ser lo suficientemente grandes para resistir el impacto de una caída, estables sobre una base firme, no tener ningún tipo de movimiento ni oscilación y estar compuestos de buena roca.

Se debe revisar que la cinta, cordín o cuerda que vaya al bloque se mantenga en su sitio. En los árboles es muy probable que la cinta no se salga, pero en un bloque este si es un factor a considerar.

Cuernos de roca:

Son salientes, protuberancias, puntas, agujas, etc. que salen de la pared.

– Se debe revisar que no tengan rebordes afilados que puedan cortar la cuerda, cordín o cinta.

– Se recomienda golpear la roca con la base de la mano para determinar si suena hueco o se mueve.

– No deben tener grietas.

– Se debe colocar la cinta/cordín lo más cerca posible a la pared principal para evitar palanca.

– Algunas veces el cuerno aparenta ser una roca firme pero la base que la une a la pared no lo es tanto. La base o unión debe ser evaluada al igual que el cuerno en sí.

Puentes de roca y bloques empotrados:

Se deben utilizar criterios de evaluación similares a los ya mencionados, golpear la roca, revisar posibles grietas, filos, etc.

En los bloques empotrados se debe evaluar que las caras del bloque tengan gran superficie de contacto con la pared principal, y se debe evaluar también la dirección de las fuerzas que este bloque podría sufrir. Por ejemplo el bloque puede resistir perfectamente una fuerza hacia abajo pero no una hacia afuera.

SIEMPRE RECORDAR QUE:

Al encontrar un anclaje o descuelgue anteriormente usado (con rastros de cordines o documentados en topos) no se debe confiar ciegamente en la calidad del mismo.

El hecho de que otras personas ya lo hayan usado no garantiza que su calidad sea óptima. Antes de utilizarlo se debe evaluar objetivamente si es lo suficientemente confiable.

Igualmente se deben evaluar y tratar de evitar cordines viejos dejados en estos, puesto que el sol, viento, agua los deteriora muy rápidamente.

Fuentes

http://www.rock-climbing.ws/article_natural-anchors.html http://alpineinstitute.blogspot.com/2011/07/natural-anchors.html Anclajes de escalada, Reuniones y seguros. John Long y Bob Gaines. Editorial desnivel.

Por Lina Torres

Publicaciones Recomendadas

Publicaciones Recomendadas

Comentarios

comentarios

Publicaciones Populares

0

Buscar..